Cuatro colegios de la fundación obtienen altos resultados en Simce de II básico

Colegios  Raúl  Silva  Henríquez,  Arzobispo  Crescente  Errázuriz,  Carlos  Oviedo  Cavada  y  San  Alberto  Hurtado,  obtuvieron  puntajes  sobre  el  promedio  nacional  en  el  Simce  de  II  básico,  gracias  a  la  puesta  en  marcha  de  un  programa  elaborado  a  partir  de  estrategias  propuestas  por  la  Universidad  de  Harvard.

“Lo  más  relevante  es  que  este  programa  permite  enseñar  explícitamente  desde  pre  kínder  estrategias  de  comprensión  lectora,  trabajo  de  vocabulario  y  conciencia  fonológica.  Tenemos  muchos  alumnos  que  comienzan  a  leer  en  Kínder.  Esto  es  muy  importante  porque  favorece  una  mejor  lectura  y  comprensión  lectora  en  segundo  básico”,  explicó  la  coordinadora    de  Primer  Ciclo  de  Belén  Educa,  Pamela  Cabrera.

Esta  metodología,  que  parte  en  pre  kínder  y  se  extiende  hasta  segundo  básico,  asegura  que  los  alumnos  tengan  horas  permanentes  de  escucha  y  luego  de  lectura  de  cuentos  semanales,  visitas  diarias  a  la  biblioteca,  enseñanzas  explícitas  de  comprensión  lectora,  aprendizajes  de  vocabulario,  rutinas  de  lectura  oral  y  primordialmente,  trabajo  de  conciencia  fonológica.  Todos  estos  factores  unificados,  son  el  éxito  para  el  avance  en  los  resultados.

“Las  últimas  investigaciones  internacionales  y  la  literatura  especializada,  coinciden  en  que  uno  de  los  predictores  fundamentales  para  asegurar  la  decodificación,  es  adquirir  la  conciencia  fonológica.  Esto  es  conocer  los  sonidos  de  las  letras  de  nuestro  sistema  alfabético  y  es  muy  relevante  porque  es  el  motor  de  arranque  de  la  decodificación  para  alcanzar  la  comprensión  lectora”,  explicó.

“Mientras  más  fluido  lea  un  niño,  mientras  mejor  sea  dominio  lector,  podemos  asegurar  de  mejor  modo  la  comprensión  lectora  porque  el  niño  no  estará  preocupado  de  unir  los  sonidos,  sino  que  solo  de  entender  el  significado  de  las  palabras”,  detalló  Cabrera.

Explicó  que  para  que  aprendan  a  leer  “el  mayor  desafío  es  que  los  alumnos  asistan  al  colegio.  La  enseñanza  sistemática  requiere  no  solo  el  manejo  didáctico  del  profesor,  sino  que  también  la  asistencia  permanente  de  los  niños  al  colegio.  Para  aprender  a  leer  se  necesita  que  no  falten  a  clases”.

Otra  pieza  clave  de  los  resultados  que  se  obtienen  tiene  relación  con  los  docentes,  tener  el  clase  a  clase  planificado  y  el  material  de  apoyo  asociado  a  su  área  con  la  debida  anticipación,  esto  permite  que  centren  sus  mayores  esfuerzos,  en  el  estudio  de  sus  clases  y    se  puedan  capacitar  en  las  diversas  didácticas  que  se  van  implementando  a  nivel  académico  y  fundacional.

El  director  ejecutivo  de  la  Fundación  Belén  Educa,  Juan  Enrique  Guarachi,  destacó  que  para  conseguir  los  buenos  resultados  ha  sido  relevante  que  “nuestros  profesores  deben  estar  convencidos  y  tener  altas  expectativas  de  que  sus  alumnos  pueden  tener  avances  significativos  en  el  aprendizaje,  porque  si  queremos  cambiar  la  cara  de  nuestro  país  tenemos  que  poner  los  mayores  esfuerzos  en  los  preescolares  para  generar  el  verdadero  cambio  en  la  educación”.