Home / Noticias
Noticias
Jueves 08 de Noviembre, 2018

Conversatorio abordó la experiencia religiosa de los jóvenes en etapa escolar

En el marco del sínodo que convocó el Papa Francisco para conversar sobre la experiencia religiosa de los jóvenes en etapa escolar, el área de Formación de Fundación Belén Educa, en conjunto con el Arzobispado de Santiago y el Instituto Pastoral Apóstol Santiago (INPAS) llevaron a cabo el Conversatorio “Claves para la comprensión de la experiencia religiosa de los jóvenes en etapa escolar” que tuvo como finalidad ser un espacio de reflexión y de diálogo respecto del rol de la religión en los jóvenes,  el reconocimiento de las dimensiones de la relación de los individuos con lo divino, y la generación de nuevas metodologías y didácticas en los procesos de transmisión religiosa de este segmento etario. 

El panel de conversación estuvo compuesto por el historiador y doctor en Ciencias de las Religiones de la Universidad Complutense de Madrid, Luis Bahamondes; la magíster en Teología (UC) y en Ciencias Políticas (UAH), Catalina Cerda; y el periodista y magíster en Ética Social y Desarrollo Humano (UAH), Marcelo Neira. 

El inicio de la actividad fue presidida por el director de Formación de Belén Educa, Fernando García en conjunto con el director ejecutivo de la misma institución, Juan Enrique Guarachi, quien valoró la generación de esta instancia, sobre todo para escuchar y dirigir la palabra a los jóvenes. “Estas son oportunidades para conversar, para conocer nuevos modelos, y poder lograr  orientación acerca de las claves para entrar en una conversación significativa con el mundo juvenil y su religiosidad”, expresó.  

Por su parte, el Presbítero y Vicario para la educación de la Arquidiócesis de Santiago, Andrés Moro, relevó la importante de generar este espacio, sobre todo cuando “en tiempos de crisis de la iglesia desafiamos a pensar como nos invita el Papa… a cómo seguir renovando y construyendo una propuesta de iglesia que sea, no solamente adecuada, sino que sea también el camino de Dios”, expresó. 

Jóvenes creyentes 
La primera ponencia estuvo a cargo de Luis Bahamondes denominada “Transformaciones en  el panorama religioso de Latinoamérica y Chile” que abordó los cambios socioculturales de las últimas tres décadas y que han tenido un impacto significativo en el comportamiento del individuo. 

Con respecto a la relación del segmento juvenil con la religión, Luis Bahamondes señaló que “la actividad del creyente ha dejado de ser eclesial, esto no quiere decir que estemos ante masas sin religión, todo lo contrario. Se trata de masas creyentes, pero para las cuales los sistemas oficiales de creencias - iglesias - han perdido su atractivo, su capacidad de convencimiento”. Para explicar mejor esta idea, el historiador señaló que ya no es posible encasillar a los jóvenes en la categoría de religiosos, sino que se trata de una “juventud creyente flexible”, pero religiosos al fin y al cabo.  

Ampliar miradas 
Por su parte, Catalina Cerda estuvo a cargo de la exposición “La necesidad de una mirada más compleja a la religiosidad juvenil” en la que invitó a los asistentes a ampliar su mirada e integrar otras posibles dimensiones de la experiencia religiosa de los jóvenes con lo sagrado. 

¿Cómo se están encontrando los jóvenes con Dios?, fue lo que preguntó la investigadora en su ponencia invitando al público a reflexionar. En línea con lo anterior, Catalina propone seis dimensiones que manifiestan la experiencia religiosa: Dimensión experiencial; dimensión ideológica; dimensión ritual; dimensión intelectual; dimensión consecuencial y la dimensión comunitaria. 

La experiencia pastoral 
Por último, el periodista Marcelo Neira expuso sobre “Perspectivas para la acción evangelizadora de jóvenes en contexto escolar”. Neira señaló acerca de la importancia de la experiencia religiosa y la experiencia pastoral mencionando que “una experiencia pastoral es al mismo tiempo una experiencia teológica, ética y mística”. 

“La pastoral  por definición no parte del déficit (lo que le falta al otro), sino desde la abundancia (el reconocimiento de lo que Dios está obrando en el otro). Es una premisa fundamental. Por eso, es el espacio privilegiado para aprender a contemplar y discernir lo sagrado en la propia vida y conectarse con los sentidos”, expresó Neira. 
 
Además, el periodista mencionó que existen tres clasificaciones de la religiosidad de los jóvenes: distancia (odiosidad a lo religioso, indiferencia religiosa, no creencia declarada), progresión (despertar de la religiosidad, cultivo de la religiosidad, despliegue de la religiosidad) y plasticidad (religiosidad difusa, religiosidad específica, religiosidad dinámica). 

Para finalizar, los asistentes participaron de una ronda de preguntas a los panelistas, instancia que invitó al público a reflexionar y a repensar las metodologías aplicadas en las clases de religión en los establecimientos educacionales a los que pertenecen. 



© 2014 - 2018 - Fundación Belén Educa -Moneda 1958 - Santiago - Chile - Mesa central +56 22 698 88 67 - Email: fundacion@beleneduca.cl
Políticas de privacidad | Mapa del sitio