Noticias

Encargados de 谩rea de Bel茅n apoyan a m谩s de tres millones de alumnos

Lunes 25 de Mayo de 2020

 

En Chile son cerca de 3,5 millones de estudiantes los que han visto afectado su proceso educativo con la pandemia. Por ello, surgió la necesidad de priorizar aquellos objetivos imprescindibles de cada asignatura del currículum vigente para minimizar las dificultades surgidas del contexto y hacer posible que los niños, niñas y jóvenes del país continúen con su proceso formativo.  

Uno de los productos resultantes de este proceso son los recursos de apoyo pedagógico que se ponen a disposición de los docentes con los objetivos priorizados.  Es en esta materia en que el Ministerio de Educación pidió la colaboración  a Fundación Belén Educa, comentó Francisca Camus, directora de área de Gestión Pedagógica e Innovación.

Esta tarea fue asumida y ejecutada comprometidamente por profesores voluntarios de la red de colegios, quienes pusieron su “experiencia y disposición en la coordinación de este material, pues a pesar de que seguimos trabajando de forma remota con nuestros estudiantes con espacios limitados y en contextos diferentes, fuimos capaces de colaborar -más allá de lo esperado- con la solicitud del Ministerio de Educación, en un tiempo súper breve, y dispuestos en caso que la contingencia lo amerite, ese es nuestro espíritu”, valoró Francisco Molina, jefe de área de Historia, de GPI.

Belén Educa no solo aportó con la elaboración del material solicitado por el Mineduc, sino que también entregó sus propias priorizaciones. 

El trabajo realizado en esta materia por Belén Educa, consideraba elementos que el Mineduc no había planificado entregar, como los Indicadores de Evaluación y la inclusión de asignaturas o niveles que tampoco estaban contenidos en la propuesta ministerial, entre ellas las priorizaciones para módulos Técnico Profesional en 6 especialidades, Educación Física y Educación Parvularia.

“Quisimos colaborar y entregarles ese material porque en Belén tenemos una convicción que emana de nuestra misión: aportar a una educación de calidad para todos los niños, niñas y jóvenes, y poder contribuir a la construcción de un Chile más justo, que es lo que orienta nuestra visión. Por ello, creemos que toda buena práctica debe ser compartida y replicada si es que es útil para entregar una educación de calidad a otros niños”, argumentó Francisca.

  • La doble colaboración

Como se explicó, la solicitud explícita realizada por el Mineduc a la Fundación fue colaborar con la elaboración de material y “orientaciones didácticas para los objetivos que se han priorizado con el fin de ilustrar estrategias de enseñanza inclusiva que se puedan aplicar a los distintos contextos” a través de “una selección de recursos pedagógicos disponibles en los respectivos programas, textos de estudio, recursos, etc.”.

Para Francisco Molina, esta petición hecha por el ministerio y extendida a los equipos docentes, “personal y profesionalmente, significó un reconocimiento al trabajo que hemos levantado en estos últimos años, y aquí hago mención especial a los Encargados de Área por la colaboración en este desafío. Un poco de la capacidad instalada en nuestros colegios y de los acuerdos y prácticas que hemos logrado, fue compartido a profesores y estudiantes de Chile en esta contingencia”.

En concreto, el material confeccionado por el equipo de Belén fue para las asignaturas de Historia de tercer ciclo y Matemática II medio, el que estará a disposición de todos los profesores de Chile. “Esto nos llena de orgullo”, dijo Francisca, quien comenta que en este contexto de pandemia surgieron situaciones que no estaban presupuestadas, que llevaron a reinventar nuevas plataformas y materiales, proceso que implicaba un costo y que para el ministerio era difícil cubrir en todas sus dimensiones.

“Entonces desde el Mineduc están muy agradecidos de la apertura que mostramos al entregar toda la experiencia, conocimientos y tiempo de  muchos profesores y Encargados de Área de Belén para colaborar con todos los profesores de Chile”, añadió.

Al respecto Francisco Molina valoró que “tenemos una plataforma comunicacional que nos permite compartir no sólo prácticas, sino también la experiencia de formar en contextos educativos desafiantes en cada uno de los establecimientos; por lo tanto, somos un aporte educativo al momento de poner al servicio de otros lo que nos ha resultado, y no guardarlo en nuestra intimidad. Soy un convencido del trabajo colaborativo”.

Y, como se adelantó, el segundo aporte tuvo carácter voluntario y consistió en que Belén Educa entregó al ministerio todas sus priorizaciones de objetivos de aprendizaje. Esta cooperación espontánea, se realizó con la esperanza de aportar al proceso realizado por el Mineduc. 



   Documentos:





Informaci贸n de contacto

Moneda 1958, Santiago
fundacion@beleneduca.cl
22 69 88 867