Noticias

Las tutor铆as presenciales del colegio Vicu帽a promueven aprendizajes y rescatan confianzas

Miércoles 07 de Octubre de 2020

 

El complejo escenario que enfrentan las familias y estudiantes con mayores dificultades para permanecer unidos al proceso pedagógico, llevó al colegio Arzobispo Manuel Vicuña, a crear las tutorías presenciales, una instancia que consiste en recibir alumnos en un formato muy acotado, respetando los aforos según las etapas sanitarias.

Los estudiantes beneficiados con esta estrategia pedagógica que busca reconectarlos al proceso educativo y contenerlos emocionalmente, son aquellos que han enfrentado dificultades con seguir las clases a través de las plataformas de Classroom, WhatsApp, videoconferencias o material físico y que les ha sido complejo responder a las exigencias de los contenidos; que enfrentan dificultades de conexión y acceso a clases on line; que tienen problemas para el retiro de material impreso; o que tienen mayor desmotivación, frustración y estrés.

  • Origen de las tutorías

“Se nos ocurrió empezar a citar presencialmente en la medida de lo posible a estos estudiantes, previo compromiso con el apoderado/a de seguir acompañando también el proceso desde el hogar. Además, lo que más manifiestan estos estudiantes y apoderados, es las ganas de volver al colegio y aprender mejor", explicó Claudia Maldonado, subdirectora del colegio Vicuña, sobre el inicio de este programa.

Las tutorías presenciales han sido concebidas como una alternativa que entrega la oportunidad para que los alumnos que lo requieran trabajen presencialmente con sus profesores, posibilidad que les permite “preguntar, recibir respuestas, que les expliquen con otras palabras. Los niños pueden avanzar y experimentar también una sensación de seguridad y que, de alguna forma, están consiguiendo aprendizajes. Eso lo considerábamos súper importante”, valoró Maricel Torres, directora del colegio.

  • Forma de trabajo y contenidos 

Sobre los cuidados y metodología de trabajo, los días lunes se realiza una limpieza profunda del establecimiento para acoger a los alumnos con un aforo de dos estudiantes. En las tardes  el colegio es sanitizado, asegurando el cuidado de estudiantes y colaboradores. 

Las tutorías están centradas en trabajos con niveles específicos dada la complejidad y lo determinante de los contenidos para el desempeño futuro de los alumnos. “Estos son: 1ero básico para afianzar el proceso de lectoescritura, III medio principalmente por TP y por lo urgente de asentar algunos cimientos para el 2021, año en que rendirán la PTU y IV medio por terminar de la mejor manera posible el proceso de TP y la preparación para la PTU”, informó Claudia.

El apoyo en 1ero básico se organizó en 3 grupos con apoyo prioritario a los estudiantes no lectores o los que están muy iniciales en este proceso, y con sesiones individuales con las fonoaudiólogas del equipo PIE. Estos estudiantes fueron seleccionados a partir de la toma de dominio lector que se realizó de manera presencial.

En III y IV medio el trabajo se divide entre aquel específico de TP, con con los dos profesores del área, y trabajo en lenguaje y matemática, con apoyo de profesores y encargados de área en la resolución de las guías, repaso de los videos, etc.

Todo este proceso ha basado su éxito en condiciones fundamentales, dadas por los llamados semanales que los profesores jefes realizan a sus alumnos y que han permitido mantener el contacto y ofrecer apoyo emocional pero, a la vez, conocer la situación de ellos y sus familias y los requerimientos de soporte pedagógico de cada uno de los alumnos, así como también por el compromiso de los papás que motivan a sus niños y en muchas ocasiones son quienes los llevan hasta el colegio para que trabajen en aquellos aspectos en los que están más descendidos lo que, además, facilita la entrega de orientaciones a las propias familias para ayudarlas con herramientas que les permitan continuar con el trabajo escolar en el hogar.

“Los papás han estado súper agradecidos, los niños se han sentido más relajados, porque logran avanzar, entender y experimentar la sensación de éxito, de que efectivamente hoy entienden cosas que no lograban comprender vía on line. Necesitaban este andamiaje, esta cercanía, de profesores. Por otra parte, las familias han podido sentir que tienen las herramientas para trabajar en las casas con sus niños y niñas de forma más cotidiana”, explicó Maricel Torres, idea que compartió Claudia Maldonado, adelantando que, debido a esto, ya están pensando en nuevas instancias de trabajo presencial. 

“A medida que se han ido dando más instancias de estas tutorías, más familias y estudiantes quieren este apoyo. Por eso, estamos pensando en dejar estos 3 focos, 1°, III y IV, y abrirnos a tutorías de casos muy puntuales a otros estudiantes. Por ejemplo, hemos tenido algunas experiencias en las que el profesor jefe se junta con el estudiante en el lapso de 45 minutos y revisan las tareas de la semana o las atrasadas, resuelven dudas, etc. y las entregan a la secretaria para que suba las evidencias a su carpeta de drive correspondiente”. 

La posibilidad de continuar con estas nuevas actividades será evaluada en la medida que el aforo y las normativas sanitarias lo permitan.

 





Informaci贸n de contacto

Moneda 1958, Santiago
fundacion@beleneduca.cl
22 69 88 867