Noticias

Doug Lemov brind√≥ motivadora charla en seminario ¬ďNo hay excusas¬Ē

Lunes 02 de Mayo de 2016

 

“Tu trabajo cambia vidas. La mayor innovación comienza en la sala de clases y la impulsan ustedes”. Con esas palabras, dirigidas a los profesores, comenzó su charla Doug Lemov, escritor y docente especializado en enseñanza con alumnos vulnerables de Estados Unidos y expositor en el segundo seminario “No hay Excusas”, “Nuevas herramientas para enseñar como un maestro”, organizado por Fundación Belén Educa, Aptus Chile, Fundación Astoreca, Enseña Chile, SIP y Sociedad San Vicente de Paul, y tuvo el auspicio de la Embajada de Estados Unidos en Chile.

Desde su entrada en el Salón Fresno del Centro de Extensión de la Universidad Católica, el autor del libro “Enseña como un campeón” fue recibido con expectación por los más de 1.200 asistentes, en su mayoría directores de colegios, profesoras y profesores que llegaron a Santiago desde Alto Hospicio a Puerto Aysén. Fue tanto el interés que en el interior del salón quedaron los primeros asistentes que obtuvieron su equipo de traducción simultánea, mientras que el resto debió ver a Lemov a través de un circuito cerrado que se habilitó en el hall del recinto.

Previo al gran seminario, Lemov y su asistente Erica Wollway dictaron dos jornadas de taller para 130 directivos y líderes educativos, en los que abordó diferentes técnicas de aula que incorporó en sus libros más recientes. El taller se efectuó en la Casa de Retiro de Fundación Belén Educa, en la comuna de La Pintana. Una de las ideas principales de Doug Lemov es lo que llama la cultura del error, que consiste en quitarle presión extrema a las equivocaciones de los alumnos. “Cuando condenas un error o consideras que es algo negativo, es muy difícil enseñar. Cuando se asume que es una posibilidad y algo común, y los alumnos opinan y comparten sobre ese error de manera natural, es mucho más fácil (…) quien comete un error no está completamente equivocado, sino que hay aspectos en los que ha acertado”, explicó en una entrevista al diario “La Tercera”, donde además enfatizó que hay que buscar a los buenos maestros y compartir sus buenas prácticas.

En el seminario complementó: “Cuando se logra una cultura del error con los alumnos, chequear la comprensión (otra de sus técnicas efectivas) es 10 veces más fácil”. La charla finalizó con un llamado a los profesores, a quienes Lemov considera como la pieza más importante para motivar a los estudiantes. Su consejo es encontrar a los docentes que lo hacen bien, aprender las técnicas que utilizan y difundirlas entre los otros maestros. Su concepto favorito es desafiar a los niños y la consigna es que si el profesor cree que sus alumnos pueden alcanzar un resultado, lo lograrán.

“No existe una brecha de aprendizaje que algún docente en algún lugar del mundo no haya acortado. Solo necesitamos encontrarlo y estudiarlo”, aseguró Lemov, quien en la víspera del evento del viernes pasado compartió con líderes educaticionales de Chile en un cheese and wine que fue conducido por la periodista Consuelo Saavedra..

El seminario estuvo ambientado con el multicolor del grupo “No hay excusas”, que esta vez adornaron el hall de la UC con banderines tibetanos en señal de que los profesionales llegaban a adquirir nuevas herramientas, pero también a compartir sus buenas prácticas. Para ello, se realizó un concurso que consistía en grabar un video con una técnica efectiva de aula y subirlo a las redes sociales del evento. La ganadora fue Constanza Quintana, profesora del colegio San Alberto Hurtado, de Belén Educa. Su técnica de aula consiste en hacer clases como si fuera un concurso de televisión, de manera que los niños más tímidos se sientan motivados a participar (ver video acá). Otra actividad relacionada con compartir consistió en que todos escribieron en un tarjetón alguna buena práctica. Al final del evento, los asistentes podían “llevarse” esa buena práctica de otro.

Doug Lemov realizó trabajos prácticos con una audiencia que, dijo, lo tenía sorprendido. Cada una de las técnicas las reforzó con videos de los profesores que ha registrado en sus colegios y luego les pidió a los asistentes que detectaran por qué eran efectivos, dónde estaban las diferencias, “los detalles”, como recalcó. “Los detalles que aparentemente son pequeños, sí importan”, reiteró en dos ocasiones.

Momentos emocionantes de la jornada del 29 de mayo fueron: cuando comenzó el seminario y un representante de cada fundación organizadora se levantó en el salón completamente oscuro para declamar en qué consistía su labor y por qué estaba ahí. El otro fue cuando Lemov dio la espalda al público y se sacó una “selfie” mientras cada asistente levantaba su tarjetón de color amarrado a una cuerda. El efecto fue un mar de buenos deseos elevados sobre las cabezas de los presentes. Otro detalle fue la presencia en el escenario del faclitador gráfico Marcelo Álvarez, quien realizó un sketchnote, registrando con una ilustración gigante cada momento relevante de la cita. Tanto él como la profesora Quintana y Doug Lemov, se llevaron grandes aplausos. 

Era la primera visita a Chile de Doug Lemov, director de The Uncommon Schools, organización estadounidense que se hace cargo de colegios altamente vulnerables y creador de varios textos de técnicas para la enseñanza exitosa que ha ido recopilando a través de la observación en su país. También es conocido por su afición al fútbol -soccer para los norteamericanos- un deporte donde se ha encargado de asesorar a los entrenadores de los equipos juveniles, para que mejoren sus métodos de enseñanza: mucha teoría sin una guía práctica de cómo se hacen las cosas es el problema por el que, según Lemov, Estados Unidos no cuenta con un Lionel Messi o un Cristiano Ronaldo.

“Las habilidades de memoria, aunque esenciales, no son en sí mismas adecuadas. Lo que hace a los jugadores de elite es tomar decisiones, ellos tienen que integrar no solo cómo hacer algo, también cuándo y por qué”, recalca en la revista The Atlantic. “Cuando niño jugaba fútbol y el entrenador me decía defiende, pero no me explicaba cómo hacerlo”, agrega Lemov.

A partir de esa experiencia, hace un paralelo con los estudiantes en una sala de clases. “Si le das a un niño un problema de matemáticas y le dices cómo resolverlo, por lo general puede hacerlo. Pero si les das un problema y no está claro cómo hacerlo, luchan”.



   Galer√≠as:




Información de contacto

Moneda 1958, Santiago
fundacion@beleneduca.cl
22 69 88 867